La importancia de la podología

Hoy, desde Gent Nova queremos hablaros sobre podología.

Desde el colegio de podólogos nos informan que nuestro organismo no es una estructura estática, sino que se relaciona y varía de manera muy importante con respecto al medio que le rodea.

En la infancia, el pie es una estructura cartilaginosa (blanda) en proceso de crecimiento y consolidación.

Por ello, deberemos ser cautos con sus cuidados y utilizar la prevención para evitar deformaciones y/o patologías posteriores.

Podología y etapas en los niños

El proceso de aprendizaje a caminar es distinto para cada niño, no se debe forzar a caminar prematuramente, pues no le beneficiará.

En sus primeros pasos basta con seleccionar un calzado que le proteja del suelo y tenga la suficiente flexibilidad.

Así, permitimos al niño sentir el suelo (sensación propioceptiva).

De esta forma, conseguiremos que progresivamente vaya madurando todo su aparato locomotor.

Los zapatos fueron diseñados para proteger al pie y permitir una marcha confortable, segura y ergonómica.

Por lo tanto, la selección de unas características determinadas de materiales y elementos puede favorecer tanto el paso como el crecimiento.

La importancia de la podología en la elección del calzado

El podólogo es el profesional idóneo para informarle sobre las características de un calzado fisiológico.

No sólo para los niños sanos, como especialmente para aquellos que presentan patologías y/o alteraciones.

Los principales aspectos a considerar son:

  • Adaptación a la forma del pie del niño sin oprimirlo, evitando rozaduras y deformidades.
  • Adaptación a los movimientos del pie proporcionando una marcha estable y ergonómica desde el punto de vista del consumo. Es decir, para permitir la marcha sin más esfuerzo del necesario.
  • Amortiguación de los impactos del pie contra el suelo al caminar para evitar lesiones y aumentar el confort.
  • Confort térmico para evitar sudor excesivo y temperaturas extremas.
  • Agarre al suelo para evitar resbalones y caídas.
  • Distribución de las presiones que se soportan en la planta del pie para prevenir puntos dolorosos.
  • Interior del calzado bien acabado para no sufrir rozaduras, evitando las costuras burdas o mal dispuestas. La consideración de estos aspectos permite definir una serie de pasos a seguir en la selección de calzado infantil sin perder de vista las características propias de las distintas edades de los niños.

Las recomendaciones del podólogo respecto a la frecuencia de cambio de calzado

calzado

 

 

 

 

¿Qué recomiendan los podólogos?

  • Visitas periódicas al podólogo para controlar un adecuado crecimiento y desarrollo del niño, además de recibir información para mejorar su salud estructural.
  • Zapato de la medida correcta
  • Su interior debe ser amplio (permitiendo mover los dedos)
  • Calcetines de fibras naturales
  • Calzado ligero pero estable
  • Calzado Confortable
  • Limpiar el calzado tanto interna como externamente

¿Qué se debe evitar en lo referente al calzado?

Por otro lado, los podólogos también recomiendan evitar ciertas costumbres como:

  • Cambiar calzado entre hermanos
  • Zapatos de horma recta
  • Botas rígidas
  • Utilizar materiales agresivos para la piel

Desde este momento, en Gent Nova ofrecemos servicio de podología infantil integral de la mano de nuestra podóloga Sara Casado Fernández nº col.3172.