¿Te pasas todo el invierno helado/a?
Es normal tener frío cuando las temperaturas bajan pero no deberías estar siempre con la sensación de ser un pingüino. Si te pasa, es que tu cuerpo no está sabiendo adaptarse, pues el organismo tiene mecanismos para regular la temperatura corporal en niveles óptimos.
Cuando parece que se nos ha “roto el termostato” estamos ante un síntoma claro que puede deberse a muchísimas y muy variadas alteraciones o incluso, enfermedades.

Algunas causas de mala adaptación al frío

Hay muchas, pero vamos a ver las más relevantes.
– Mal funcionamiento de la tiroides: Esta glándula fabrica las hormonas responsables de la termoregulación. Si nuestra tiroides no funciona bien, incluso en niveles subclínicos (que no reciben tratamiento farmacológico), nuestro organismo no sabrá responder bien al frío.
– Peso insuficiente: Estar en nuestro peso correcto es clave para no sufrir en invierno. Si un cuerpo está excesivamente delgado, no tendrá recursos de donde tirar para incrementar la combustión de energía necesaria para mantener el organismo cerca de los 36º-37º óptimos.

– Mala circulación. Los problemas circulatorios tienen relación directa con la sensación de frío. La sangre no llega bien a pies y manos y estos se quedan pálidos y fríos.

– Cansancio, falta de sueño. Es un hecho, dormir mal o estar en periodos de mucho cansancio no solo nos deja hechos polvo, también nos hace más frioleros. De nuevo, nuestro cuerpo no tiene energía para entrar en calor.

– Riñones débiles. La sensación constante de frío puede ser síntoma de que nuestros riñones no funcionan del todo bien.

– Anemia. La falta de glóbulos rojos que transporten oxigeno suficiente en sangre provoca diversos síntomas: mareos, debilidad, palidez…y frío.

Si tienes frío todo el tiempo (y los demás no parecen tenerlo) puede que tengas algún problema de salud que deba ser atendido, pero de todas formas, hay muchas personas cuya temperatura basal es baja. Por ello, y más allá de que en tu caso necesites visitar a un profesional de la salud, te vamos a dar algunos consejos para sufrir un poco menos este invierno.

Consejos para combatir el frío

La máxima a aplicar es fácil: cualquier cosa que exija a tu cuerpo un esfuerzo para “calentar” algo, te quita energía y por tanto te roba calor para ti. Si siempre tienes frío es porque no tienes suficiente energía disponible, así que
cuida tu energía
Para ello, toma nota de estos consejos:
– Nada de bebidas o comidas frías. Parece obvio, ¿no? Pues tal vez no te des cuenta de que estás comiendo cosas más frías de lo conveniente. Evítalo sacando las cosas de la nevera al menos una hora antes de comerlas (frutas, hortalizas, yogures o postres…). Por supuesto, evita totalmente las bebidas refrigeradas.
– Procura que tus comidas siempre incluyan líquidos calientes. Infusiones en el desayuno, sopas, caldos y “comida de cuchara” en comida y cena. Las tisanas a media mañana o media tarde también serán unas grandes aliadas.
– Evita que se te enfríen totalmente los pies. Si es necesario, caliéntalos de forma externa sumergíendolos en agua calentita o poníendoles una fuente de calor. Los pies fríos te pondrán de un humor de perros y te quitarán las ganas de hacer cosas.
– Haz ejercicio. Es imposible tener frío si uno se mueve. Haz lo que más te guste: baila, corre, camina con brío, ve en bicicleta, pero muévete y no solo te quitarás el frío en ese momento, sino que aumentarás tu metabolismo basal, por lo que tu temperatura en estado de reposo también será mayor.
– Procura dormir lo suficiente. Tu cuerpo funcionará mejor y evitarás esa horrible sensación de estar destemplado todo el tiempo.
– Abriga bien la zona del torso y espalda, en especial órganos vitales y riñones, que es de donde va a salir la energía para mantener tu cuerpo caliente.
Y por último, usa la sauna habitualmente en los meses más fríos. La sauna es una maravillosa herramienta para cuidar nuestra salud. Con inumerables beneficios para la piel, la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, la sauna también te facilitará que acumules calor en tu organismo.
consejos para combatir el frío

La mejor sauna (y un regalo sorpresa 🎁)

Cualquier sauna va a ayudarte con tu problema del frío. Tanto la sauna seca (o finlandesa) como la húmeda (baños turco a sauna de vapor) aunque cada persona, según su condición física, deberá tener en cuenta sus posibles contraindicaciones.

Desde Gent Nova te recomendamos la Sauna de Photón Platinum (Photon Dome) por sus beneficios adicionales que tan fantásticamente explica la revista Discovery Salud en este artículo ⬇️

Nace una nueva terapia: la sauna de infrarrojos Photon Dome. 

Ven y prueba GRATIS* una sesión para que puedas experimentar por tí mism@ esta técnica tan agradable y beneficiosa para tu salud.

*Es necesario cita previa y traer una toalla de baño.

Teléfono: 965 202 394 Dirección: Plaza Dr. Balmis nº3 Entresuelo, Alicante. España.

sauna photon