Hoy, 22 de septiembre, en el hemisferio norte tendrá lugar el equinoccio de otoño: el día durará exactamente lo mismo que la noche dando paso a la nueva estación.

¿Qué supone el otoño para nuestro cuerpo?

La milenaria Medicina Tradicional China relaciona este momento con el elemento Metal y con los órganos pulmón e intestino grueso, llamado el maestro de las energías.

Estos órganos, de acuerdo con la Medicina China, nos protegen de las influencias externas, curiosamente justo en el momento que nos vamos a enfrentar a una bajada de temperaturas y menos luz solar (época típica de los resfriados, gripes y otras enfermedades causadas por virus).

Se dice que el otoño trae aumento de yin y descenso de yang, lo se traduce en necesidad de mayor recogimiento en incluso más tendencia a la tristeza y la melancolía, también más tendencia a las infecciones respiratorias. También se identifica con síntomas como sequedad en piel, boca, labios, nariz, dolor de garganta, tos seca, aumento del estreñimiento. De ahí la importancia de regularse.

Cuando nuestro cuerpo está en equilibrio con la naturaleza, se adapta fácilmente a cualquier cambio, pues está diseñado para eso.

Desafortunadamente, muchos de nosotros vivimos a un ritmo que nada tiene que ver con los ciclos naturales y de ahí que nuestra energía tampoco vaya en sintonía con lo que necesitamos en cada momento.

Por eso, estos días, es muy recomendable recibir una sesión de regulación estacional en la que, combinando varias técnicas de medicina china, se ayuda al organismo a prepararse para esta nueva época, favoreciendo que la energía de la persona se armonice y fluya con la naturaleza.

 Para qué sirve

  • Mejora la adaptación de tu cuerpo y de tu energía a la nueva estación
  • Ayuda a vencer la resistencia al cambio (no quiero afrontar o creo que no sé cómo hacerlo)
  • Armoniza los canales de pulmón e intestino grueso, potenciando el qi de metal
  • Refuerza sistema inmunológico

Qué más podemos hacer

Lo resumiría en lo siguiente: escucha tu cuerpo, escucha la naturaleza.

  • Ve a dormir antes. Menos horas de luz significan, en el mundo animal y vegetal, un mensaje claro.
  • Adapta tu dieta a los alimentos de estación y reduce o elimina los alimentos típicos del verano.
  • Mantén una actividad saludable. El fin del verano no debe suponer volverse más sedentario, recuerda mantener una actividad física saludable.

Comenzar el otoño con buen pie, alineado con el cambio de estación, es posible gracias a estos consejos combinados con una sesión de regulación estacional.

Antonio López, acupuntor y dietista de Gent Nova

Pide cita en el 965 202 394

Si quieres saber más sobre el tratamiento de Regulación Estacional te recomendamos este completo artículo del Maestro José Luis Alabau Leer aquí.

Si quieres saber más sobre lo que dice la Medicina China sobre el otoño, el intestino grueso y el pulmón, y cómo armonizar tu energía a través de la respiración te recomendamos este artículo Leer aquí