¡Todo el mundo al acecho para que den permiso para iniciar la actividad deportiva!

Todos lo estamos deseando, pero dar prioridad al ansia de darlo todo el primer día antes que al criterio y la dosificación, puede marcar la diferencia entre empezar con buen pie la actividad física o salir trasquilado a la primera de cambio.

La clave para disfrutar de nuestro tiempo libre haciendo deporte reside en ir progresivamente adquiriendo todas esas facultades que, tras tanto tiempo de sedentarismo, tenemos adormecidas.

Incluso si has estado ejercitándote en casa, las condiciones fuera de casa no son las mismas. Por ejemplo, si eres runner, la zancada y la dureza del suelo cambiarán. Si haces bici, las condiciones de la ruta en nada se parecerán al entreno que haces en una bicicleta estática y así con todo.

Peligros de volver a hacer deporte “de golpe”

Son diversos y dependerá de tu condición física anterior, edad, peso, hábitos… y lo bruscamente que hayas empezado.

lesiones confinamiento

– La primera y más obvia, unas agujetas terribles, aunque si eres un poco “masoca” igual hasta te gusta porque así sientes que lo estás haciendo muy bien.

Sobrecargar las articulaciones después de tanta inactividad. Es decir, aumentar la carga sin estar preparado

– Lo cual producirá lesiones tendinosas. Son lesiones silenciosas que no nos paran de golpe, pero que poco a poco van mermando nuestra funcionalidad hasta que finalmente tenemos que parar por el dolor que nos ocasiona

– Paramos debido al proceso inflamatorio y de dolor que aparece pero en el que subyace la suma de falta de forma física y repetición de movimientos incorrectos que van irritando las fibras próximas a las inserciones de los músculos solicitados.

– Punto y a parte merecen los problemas de corazón. Si antes de la cuarentena no hacías actividad física regular y tras el confinamiento has decidido cambiar tus hábitos de salud, es aún más importante que empieces poco a poco. De lo contrario (y según tu edad, peso, antecedentes y hábitos insanos como fumar) salir a darlo todo de repente incrementa considerablemente el riesgo de sufrir una cardiopatía.

Recomendaciones para volver a hacer deporte sin riesgos

Por todo ello, desde Gent Nova os hacemos una serie de recomendaciones para volver sin riesgos y haciéndole un gran bien a tu cuerpo.

recomendaciones vuelta actividad deportiva

 

Calienta antes de empezar y estira al acabar. Tómate tu tiempo para hacerlo adecuadamente. Esta es la parte más importante de la actividad física.

Salud postural: Acompañemos nuestra vuelta a la actividad con la incorporación de hábitos saludables en el ámbito postural o biomecánico en el trabajo y las tareas domésticas

Come bien: Vigila el aporte nutricional, aumentando los hidratos de carbono saludables (avena u otros cereales integrales, frutos secos, fruta completa, legumbres…

– Descansa: El cuerpo necesitará un tiempo adaptarse y para recuperarse después del inicio de la actividad física. Por eso ten en cuenta:

  • comienza haciendo series
  • intercala días de descanso (puede ser total o de actividad muy suave)
  • ten siempre presente la importancia de un descanso nocturno reparador. No te acuestes tarde.

Piénsalo, necesitas tener energía para afrontar el día a día que nos espera después del confinamiento y lo último que quieres es estar lesionado. Por eso, lo fundamental es el sentido común, que es el menos común de los sentidos.

Desde Gent Nova os deseamos una feliz vuelta a nueva normalidad y ¡¡¡que Dios nos pille confesados!!!

Javier Cano, Fisioterapeuta